Breve historia de los dominios y el internet

La historia nunca deja de ser importante y conocerla en relevancia va mucho más allá de tener algo de cultura general, ya que la misma puede revelar directamente la manera en que algo funciona.

Haciéndonos capaces de predecir y de también aprovechar oportunidades a la vez que revisar el tiempo pone al descubierto riesgos que antes hubiéramos pasado por alto. Tal es el caso de la importancia de la historia de los dominios y por supuesto del internet en sí misma.

Ya que, aunque la gran mayoría la usamos todos los días sin descanso, muchos desconocen lo que realmente es imaginado el concepto de la web como algo que siempre está ahí y no como una serie de elementos que en realidad están solo interconectados y sin los cuales no hay nada.

El inicio

Cuando la internet se inició, el evento en sí mismo puede rastrearse en el instante en que dos computadores de la segunda década del siglo pasado, lograron trasmitirse información entre sí por un cable. Suena simple, pero hasta ese momento esto no era posible y marcó el inicio de algo.

Y ese algo por supuesto fue interconectar computadores en principio a través de la red interna y luego en locaciones remotas, esto hizo que fuera necesario identificar previamente hacía que computador quería conectarse el que se estaba usando.

Esto marcó la necesidad de direcciones que generaron los primeros dominios en internet junto con la figura de los primeros hosting o servidores de red. Aunado a lo mismo y pese a que el inicio de todo esto fue netamente ultra secreto y de tecnología militar, el internet trascendió.

Y es aquí donde nos topamos con los primeros registros de dominios de índole netamente financiero o bursátil ya pasados los ochenta. Que por supuesto con el tiempo dieron origen a todo lo que conocemos como dominios web actuales. a historia nunca deja de ser importante y conocerla en relevancia va mucho más allá de tener algo de cultura general, ya que la misma puede revelar directamente la manera en que algo funciona.

Haciéndonos capaces de predecir y de también aprovechar oportunidades a la vez que revisar el tiempo pone al descubierto riesgos que antes hubiéramos pasado por alto. Tal es el caso de la importancia de la historia de los dominios y por supuesto del internet en sí misma.

Ya que, aunque la gran mayoría la usamos todos los días sin descanso, muchos desconocen lo que realmente es imaginado el concepto de la web como algo que siempre está ahí y no como una serie de elementos que en realidad están solo interconectados y sin los cuales no hay nada.

El inicio

Cuando la internet se inició, el evento en sí mismo puede rastrearse en el instante en que dos computadores de la segunda década del siglo pasado, lograron trasmitirse información entre sí por un cable. Suena simple, pero hasta ese momento esto no era posible y marcó el inicio de algo.

Y ese algo por supuesto fue interconectar computadores en principio a través de la red interna y luego en locaciones remotas, esto hizo que fuera necesario identificar previamente hacía que computador quería conectarse el que se estaba usando.

Esto marcó la necesidad de direcciones que generaron los primeros dominios en internet junto con la figura de los primeros hosting o servidores de red. Aunado a lo mismo y pese a que el inicio de todo esto fue netamente ultra secreto y de tecnología militar, el internet trascendió.

Y es aquí donde nos topamos con los primeros registros de dominios de índole netamente financiero o bursátil ya pasados los ochenta. Que por supuesto con el tiempo dieron origen a todo lo que conocemos como dominios web actuales.

Comments Are Closed