CÓMO INSTALAR CERRADURAS DE SEGURIDAD.

cerraduras-seguridad

En la actualidad, vivimos en constantes cambios, las sociedades evolucionan día con día, nuestra forma de pensar y de actuar va cambiando con la evolución que se presenta en nuestros entornos.

 

Dichos cambios se han generado ya que estamos inmersos en lo que muchos historiados definen como la era de la información. Ya que tenemos a nuestra disposición sobre un sinfín de cosas que suceden en el mundo.

 

Esta era de información ha sido dada gracias a la tecnología que ha hecho grandes avances en cualquier ámbito, iniciando en la educación hasta nuestra salud.

 

Esta misma tecnología también ha resultado provechosa en todo lo concerniente a la seguridad. Es decir, a la manera de proteger tanto nuestros bienes materias como nuestra propia vida y la de nuestra familia.

 

En este sentido, se han diseñado diferentes dispositivos que como ciudadanos podríamos considerar a la hora de darle mayor seguridad a nuestras casas. Podemos conseguir en el mercado video cámaras de seguridad ó cámaras de circuito cerrado, las cuales poseen una alta tecnología que resulta provechosa para mantener vigilada desde cualquier lugar el sitio donde han sido instaladas.

En este mismo orden de ideas también se han diseñado, alarmas, puertas de seguridad, entre otros hasta llegar a lo esencial que son las cerraduras.

 

Las cerraduras representan el elemento que define la seguridad en tu hogar, es mediante la vulneración a la que esta pueda ser sometida, que una persona ajena a tu casa ó negocio puede entrar para cometer cualquier acto que vaya en contra de tu bienestar.

 

Es por esto que se han diseñado cerraduras de seguridad, cerraduras que se han adaptado a los cambios que han surgido gracias a la inseguridad, de manera tal que sea imposible ó por lo menos dificulte en gran medida el acceso de delincuentes.

 

Existen muchos tipos de cerraduras de seguridad, las cuales puedes encontrar en el mercado, y que podrás elegir según tus propias necesidades, presupuesto. Entonces,

 

Cilíndricas. Es una de las cerraduras más populares; es decir, es usada frecuentemente, la misma posee la característica de que su pieza principal es un bombín en forma de pera, por medio del cual se introduce la llave. Cabe destacar que se usa en su mayoría para las puertas principales.

 

De Sobreponer. Este tipo de cerradura se coloca directamente y que dan al descubierto, es por esto que, si hemos elegido una cerradura de sobreponer para nuestras puertas, se hace necesario que las mismas sean de acero altamente resistente ya que al estar por fuera de la puerta son más propensas a forzarse ó a romperse.

 

De Embutir. Este tipo de cerraduras, frecuentemente es usado para las puertas en el interior de nuestros hogares ó para las puertas de las oficinas de tu empresa ó negocio. La misma posee la particularidad de que de ser muy simple en cuanto su funcionamiento ya que, consta de una manilla que gira y retrae el pestillo. Es de destacar que este tipo de cerraduras puedes elegirla con ó sin llave.

 

Tubular. Este tipo de cerraduras es usado frecuentemente en los baños de tu casa u oficina, cuenta con una pestaña que permite cerrar la puerta desde adentro. Hoy día puedes encontrar este tipo de cerradura elaboradas con acero altamente resistente.

 

Digitales. Gracias a la creciente tecnología, hoy día podemos contar con cerraduras digitales, las cuales se abren por medio de alguna combinación secreta, puede ser abierta mediante una llave elaborada de pvc ó simplemente configurada para abrir mediante tu huella digital.

Ahora bien, como hemos señalado, existen diversos modelos ó tipos de cerraduras, las cuales puedes elegir considerando tus necesidades. Sin embargo, debes de contar con que, si deseas mantener la seguridad en tu hogar, la cerradura que elijas debe de ser de calidad, así como también, sus materiales deben de ser resistentes.

 

No te confíes en copias baratas y materiales que no han sido probados, recuerda que tu seguridad es lo primero y lo más importante, atrévete a invertir un poco de dinero para mantenerte a salvo, a ti, tus bienes materiales ya tu familia.

 

En este sentido, otra cosa a considerar será la instalación de la misma, porque no basta solo con contar con cerraduras de excelente calidad sino también saber a instalarlas para que represente una buena seguridad dentro de tu casa ó local comercial.

 

Lo primero que debes de considerar es que necesitaras un kit de herramientas de cerrajería para la instalación de la misma; dirígete a una tienda especializada ó ferretería para que te asesoren sobre cuáles serán las de mejor calidad, considera la compra de un Formón, Broca de madera (15mm), Fresa de acanalar (10mm), Atornilladores de estrías y de paleta, una escofina y un taladro.

 

Una vez que hayas adquirido todas estas herramientas ahora sí manos a la obra con estos simples consejos lograrás instalar tu cerradura de seguridad sin necesidad de llamar a un cerrajero profesional, que de seguro te costara un dinero.

 

Entonces instalemos una cerradura de seguridad de superficie, para que el trabajo se haga más fácil podrías desmontar la puerta del marco y colocarlo en una superficie de trabajo. Para conseguir el punto exacto en donde colocar la cerradura, deberás tomar como referencia la parte baja de la puerta y de allí marca 1 metro de altura.

 

Esta será la posición exacta para la instalación.

 

Marca el contorno de la pieza central de tu cerradura, una vez realizado esto, dale forma con un martillo y cincel, o movimientos suaves ya que debes mantener y resguardas la integridad de tu puerta. Esto es necesario para mantener dicha chapa alineada con el borde de la puerta.

 

En este punto deberás usar el taladro que mencionamos con anterioridad para ajustar la chapa central de tu cerradura a la puerta, cabe destacar que otra cosa a considerar es elegir cerraduras de seguridad que tengan un buen paso a paso y de esta manera no perdernos en la instalación de la cerradura.

 

Introduce la plantilla por debajo de la pieza centro de la cerradura y de esta manera con un punzón marca los puntos exactos que deberás marcar con tu taladro. Taladra con mucho cuidado por ambas caras de la puerta, de esta manera evitaras astillar tu puerta. Es importante acotar que al momento de taladrar con una sierra de corona de 51mm.

 

En este punto podrás introducir la placa de tu cerradura por dentro del aguajero realizado y por el otro lado del agujero introduce el cilindro de tu puerta. Debes considera que el cilindro debe calzar perfectamente con la placa, para que de esta manera puedas colocar los tornillos que la ajustaran.

 

Este tipo de cerraduras poseen dos tipos de tornillos unos más delgados que se dispondrán en la parte inferior y otros más gruesos que deberás colocar en la parte superior. Ten en consideración para este procedimiento el uso de un atornillador manual, de esta manera podrás tener un control total sobre la presión que ejercerás.

 

Ten en cuenta que, en una cerradura de seguridad de superficie, tal cual te enseñamos a instalar mediante este artículo, posee dos tipos de cerraderos, el superior y el inferior.

 

Debes disponer cada uno de estos en el lugar indicado de la puerta. Es decir, el cerradero inferior en la parte inferior de la puerta, y el cerradero superior en la parte superior de la puerta. Es preciso que consideres que cada uno de estos debe calzar perfectamente con la placa central de tu cerradura.

 

En este momento considera el uso de un taladro eléctrico con broca de 2mm, esta será una manera fácil de abrir los agujeros por los cuales deberás pasar los tornillos necesarios para instalar cada uno de los cerrojos.

 

Este tipo de cerraduras traen unas piezas suplemento que serán necesario disponer tanto en la parte superior como inferior de modo tal que se alineen todas piezas de tu cerradura además de que servirá para colocar el embellecedor que será necesario colocar una vez que hayamos instalado toda la cerradura de seguridad.

 

Entonces para instalar estas piezas suplemento realiza el mismo procedimiento con el taladro que hiciste con anterioridad.

 

Ya será necesario trabajar con el bordo de la cerradura, instala el bombillo y déjalo fijo. Si te fijas en la parte de atrás de la cerradura encontraras el tirador de la cerradura. Podrás notar una especie de agujero por allí deberás introducir un tornillo de modo tal que fijes el bombillo a la cerradura.

 

Entonces considera que el bombillo posee una especie de ranura. Esa ranura, es la Leva que actúa sobre la cerradura. En este punto ve insertando poco a poco el bombillo por el centro de la cerradura hasta que el mismo calce, no necesitaras mayor esfuerzo. Allí dispón del tornillo que te mencioné con anterioridad para fijar tu bombillo.

 

Ahora debes colocar la cerradura, ten en cuenta que deberás pasar por la placa que colocamos al principio, la parte del bombillo. Ten encuentra que la misma debe de quedar ajústala por consiguiente tendrás que realizar otra vez el procedimiento con el taladro y los tornillos.

Una vez realizado debes de comprobar el mecanismo de la cerradura, para esto usa la llave indicada y comprueba. Al pasar la llave de tu cerradura, comenzarán a salir los botones, además notaras que comenzara a salir por tu cerradura una especie de platina.  Seguramente no actúan los cerraderos que instalamos al principio, es por eso que debemos unir la varilla de los cerraderos con las platinas que te acabo de mencionar.

 

Para realizar esto, debes de utilizar unos tornillos, los cuales el fabricante de la cerradura te indicara cuales son, ten en cuenta que no debes apretar los tornillos hasta tanto no hayas metido los botones de la puerta. En este momento aprieta los tornillos y procede a verificar de nuevo tu cerradura. Debes de notar que al cerrar o abrir. Es decir, al girar la llave también se activarán los cerraderos.

 

En este momento procede a instalar de nuevo tu perta dentro del marco, una vez realizado esto, debes de marcar con un lápiz ó punto en donde quedan los botones de las cerraduras una vez que se cierre la puerta. Esto es con la finalidad de instalar los cerraderos. Cabe destacar que para realizar este procedimiento es necesario que quites el borde del marco de tu puerta para que logres instalar de la mejor manera los cerraderos.

 

Ahora bien, debes marcar el contorno de los cerrajeros para que rebajes el borde de la puerta y los mismos queden perfectamente dentro del marco, tal cual lo hiciste con anterioridad cuando colocamos la pieza central de la cerradura. Usa nuevamente el martillo y cincel para realizarlos.             Para la instalación recuerda usar tu taladro y tu atornillador manual.

 

Comprueba nuevamente el funcionamiento de la cerradura, y continúa delante con los otros dos cerraderos que deberás colocar para de esta manera completar la instalación de la puerta.

 

Considera que deberás instalar los embellecedores, primero el del cerrojo central y luego de los laterales, fíjala al marco de manera alineada. En este momento notarás que para colocar el marco de maderas que quitamos al principio, deberás cortarlo hasta amoldarlo con el embellecedor de tu cerradura de seguridad.

 

En este mismo orden de ideas, debes saber que este tipo de cerraduras trae una especie de escudo que deberás instalar en el cerradero principal de tu cerradura de seguridad. Puedes considerar si al momento de instalar el embellecedor, no coincide con la altura de tu puerta, puedes cortar el mismo usando la herramienta apropiada, de modo tal que logres adaptarlo perfectamente a tu puerta.

 

Ahora sí, ya has instalado con tus propias manos una cerradura de seguridad de superficie, sin la ayuda de un profesional de la cerrajería ó cerrajero que te cobre un montón de dinero, por una tarea tan simple. Este tipo de cerraduras son ideales para las puertas principales, en especial para aquellas diseñadas en madera, en su mayoría puedes encontrarla en las entradas de puertas de apartamentos u oficinas.

Comments Are Closed