La revolución para el etiquetado de alimentos

Las etiquetas de plástico IML han supuesto toda una revolución dentro del etiquetado de los alimentos, proporcionando un sinfín de ventajas muy a tener en cuenta, que han dejado a un lado los métodos que se utilizaban hasta ahora.

Consiste en un etiquetado en molde, en el que se utiliza una etiqueta previamente impresa de polipropileno y, se coloca posteriormente en un molde que cuenta con la forma que se le pretende dar al producto final una vez acabado, como puede ser un envase de mantequilla o un yogurt.

Después, el polipropileno se añade dentro del molde ya fundido, fusionándolo con la etiqueta hasta que poco a poco va cogiendo la forma del molde. El resultado será la unión de la etiqueta y el envase en un solo producto.

Este tipo de etiquetado, que actualmente se muestra como el más utilizado gracias a su funcionalidad, a su comodidad y a las innumerables ventajas que ofrece, se realiza a través de tres posibles métodos: moldeo por inyección, moldeo por soplado o termomoldeo.

¿Qué ventajas ofrece el etiquetado IML?

Este tipo de etiquetado ofrece múltiples ventajas muy a tener en cuenta y, a continuación te las vamos a contar:

Mayor calidad de impresión

La calidad de impresión que ofrece el etiquetado en molde es muy superior a la del resto de métodos que se pueden utilizar, disfrutando de una mayor resolución que capta la atención del público con una mayor efectividad. Hay que tener en cuenta que además, ofrece la oportunidad de decorar todo el envase o recipiente cómodamente, utilizando una sola etiqueta.

Mayor higiene

La higiene es otra de las principales ventajas a tener en cuenta, que será muy superior a la del resto de métodos utilizados. Mucho más resistentes a la humedad y a los cambios drásticos de temperatura, se muestra como la solución más eficaz a la hora de etiquetar productos congelados, ya que no sufrirán ningún tipo de daño ni desperfecto, manteniéndose siempre en perfecto estado.

Medio ambiente

El IML es un tipo de envasado que se muestra muy respetuoso con el medio ambiente y que no provoca ningún tipo de daño, ya que es totalmente ecológico. Tanto las etiquetas como los envases están hechos con los mismos materiales, lo que permite que puedan reciclarse tras su utilización sin ningún tipo de problema.

Posibilidad de cambiar el diseño

Este etiquetado al ser mucho más rápido y eficaz, ofrece la oportunidad de realizar importantes cambios en el diseño de manera automática y en tiempo récord. Esta es una ventaja muy a tener en cuenta, ya que permite cambiar el estilo o la imagen que se pretenda dar al público, sin ningún tipo de esfuerzo ni complicación.

Mayores opciones

También nos ofrece un mayor número de opciones en cuanto a la decoración se refiere, pudiendo utilizar todo tipo de materiales, tintas y lacas que nos aportarán los mejores resultados y la más alta calidad. En definitiva, el mejor tipo de etiquetado que encontramos actualmente en el sector.

 

Comments Are Closed