¿Por qué son obligatorios los sensores de presión?

Aunque es algo que puede significar la seguridad a la hora de conducir, son pocos los conductores que se preocupan por la presión de los neumáticos, por lo cual la Comisión Europea a través de UNCE obliga según resolución desde el mes de noviembre del 2014 a todos los fabricantes de vehículos implantar los sensores de presión en los modelos nuevos de coches para que estos puedan ser comercializados.

Todos deben tenerlo

Aunque la medida data de hace casi dos años, se espera que en este 2016 ya todos los vehículos que se encuentren en el mercado europeo cumplan con la normativa que garantiza que el sistema esté instalado en las cuatro gomas para que el avisador de presión mande señales de alerta cuando el neumático se encuentre en un 20% menor a la recomendada, ofreciendo de ese modo mayor seguridad al conducir.

La importancia de mantener la debida presión en los neumáticos permitirá que el coche sea más estable al momento de frenar, además que aporta otros beneficios como el ahorro, tanto por su durabilidad como por contribuir a un menor consumo de combustible, generando ganancias en seguridad y economía.

Los estudios lo confirman

La medida tuvo que ser tomada después que se descubriera que al menos un 54% de los conductores no revisa la presión de los neumáticos después de haber recorridos distancias tan grandes de hasta 20.000 kilómetros, datos según un estudio realizado por el RACC, otros usuarios aseguran que apenas si miran los neumáticos cada seis meses.

En otro punto la Universidad Técnica de Múnich realizó una investigación para resaltar las bondades del neumático ecológico, que garantiza máxima protección de los coches  y el medio ambiente, gracias a que presentan baja resistencia a la rodadura y permiten bajar el consumo del combustible.

 

Comments Are Closed